Arquitectura Gótica

arquitectura gotica catedral gotica partes partes de una catedral gotica arquitectura gotica caracteristicas arte gotico arquitectura caracteristicas de la arquitectura gotica

Arquitectura gótica: ¡El universo que mereces explorar!

 

¿Alguna vez te has pregunta por qué hay catedrales con diseños tan majestuosos e impactantes? ¿Has escuchado hablar de la arquitectura gótica pero no tienes ni la más mínima idea de qué se trata? ¡Despreocúpate, porque estás en el lugar indicado!

La arquitectura gótica es un movimiento artístico que se formó desde el arte gótico, constituyéndose como una variante activa de este último. Su legado permanece vigente hasta nuestros días, deleitándonos con majestuosas estructuras que son un auténtico elixir para la vida humana.

Muchas de ellas han sido declaradas patrimonio de la humanidad por la Unesco, basándose en la basta riqueza existente en su interior. Su ornamentación externa e iluminación interna nos hace trasladarnos a la edad media, cuando las edificaciones acristaladas tipo naves con arcos puntados y bóvedas de crucería era fastuosa exhibición de poderío.

En DarkGótico nos preocupamos al máximo por nuestra comunidad, ofreciéndote contenidos de alto valor para educarte e informarte sobre apasionantes temas del mundo gótico. En esta ocasión, hablaremos de la arquitectura gótica y todo lo que rodea a esta forma artística.

Así podrás saber cómo surgió la arquitectura gótica, así como también cuáles son sus edificios más representativos en nuestro país. ¿Te interesa? ¡Continúa leyendo!

 

Orígenes de la arquitectura gótica.

 

La arquitectura gótica surgió entre la época románica y renacentista que se desarrolló en Europa durante la Baja Edad Media, entre finales del siglo XII y XV. Aunque este movimiento artístico comenzó en las regiones de Normandía e Isla de Francia, se extendió por todo el viejo continente rápidamente como un estilo de marcada verticalidad.

Sus elevadísimas torres y naves con bóvedas de crucería o arcos apuntados eran algo bastante innovador para la época, sirviéndole a los imperios de aquellos tiempos como una muestra de cuán evolucionados estaban en ese momento.

Por otro lado, el término “gótico” es un adjetivo correspondiente a godo, el cual fue utilizado por primera vez por el arquitecto italiano Giorgio Vasari. Este tratadista incluye varios capítulos sobre el arte en la Edad Media dentro de su obra de biografía sobre pintores toscanos, dedicándole unas cuentas páginas a la arquitectura gótica para denotar sus aportes.

El 14 de julio de 1140 es la fecha en que podríamos afirmar que nació oficialmente la arquitectura gótica, debido a que se comenzaron los trabajos de restauración para convertir al abad Suger en la Basílica de Saint-Denis a las afueras de París. No obstante, debe considerarse a este hecho más como una evolución técnica de las formas físicas de las escuelas románicas regionales.

Más que nada, porque en el siglo XI se había empezado la construcción de la catedral de Durham con elementos de arquitectura gótica como con bóvedas de crucería y arcos apuntados.

En la actualidad, podríamos considerar a este movimiento artístico como un patrimonio histórico-cultural para las sociedades por sus magníficos aportes estéticos en grandes urbes de talla internacional.

 

Elementos característicos de la arquitectura gótica.

·         Planta:

 

Se divide en tramos rectangulares o cuadrados, los cuales suelen determinarse en función de las columnas y arcos transversales existentes. Sobre estos, cargan las bóvedas de crucería.

La planta de las iglesias góticas responde a 2 tipos como: De tradición románica con la cruz latina y la planta de salón que carece de brazos salientes.

·         Arco puntado:

 

El arco puntado es uno de los elementos más característicos de la arquitectura gótica, siendo el resultado final de la inserción de 2 secciones de circulo con una estética más estilizada y mayor ligereza.

·         Bóveda de crucería:

 

Es más ligera en comparación a cualquier otra bóveda construida hasta esa fecha, formando un arco tridimensional unitario que refleja el alto conocimiento técnico que tenían los constructores de catedrales en aquella época.

 

·         Contrafuertes y arbotantes:

 

Surgieron ante la necesidad de contar con elementos estructurales que fuesen capaces de soportar el empuje del peso de las bóvedas, sustituyendo a los gruesos muros que solían realizarse en la arquitectura románica.

 

·         Alzado:

 

El alzado denota cuan avanzada e innovadora era la arquitectura gótica para su tiempo, subdividiéndose cronológicamente de la siguiente manera:

 

Alzado cuadripartito:

 

Se utilizó en durante el gótico inicial, estructurándose en 4 niveles de esta forma:

  1. ° Nivel: Arcadas.
  2. ° Nivel: Tribunas.
  3. ° Nivel: Triforio.
  4. ° Nivel: Claristorio.

 

Alzado tripartito:

 

Se estructura en 3 niveles e impone su presencia desde finales del siglo XII, ordenándose así:

  1. ° Nivel: Arquería.
  2. ° Nivel: Triforio.
  3. ° Nivel: Claristorio.

 

Alzado bipartito:

 

Está presente en la arquitectura gótica desde el año 1.300 (Siglo XIV), cuando se adopta un nuevo estilo de alzado con solo 2 niveles.

  1. ° Nivel: Arquería.
  2. ° Nivel: Claristorio.

 

·         Columna:

 

Son el soporte principal dentro de cualquier estructura de arquitectura gótica, presentándose bajo un estilo cilíndrico en el núcleo del pilar con semicolumnillas a su alrededor y afincado sobre un zócalo poligonal.

 

·         Capiteles:

 

Su permanencia en el estilo gótico fue desvaneciéndose progresivamente hasta suprimirse en su totalidad durante el siglo XV, cuando el haz de junquillos se ramifica directamente sobre los nervios de la bóveda sin mediar una solución que le garantice continuidad.

Un capitel solía presentarse como tambor cónico abrazado con follaje, donde se exhiben motivos relacionados con la flora de cada país.

·         Cúpulas:

 

Son témpanos sostenidos por nervios radiantes, los cuales se unen a través de una clave superior céntrica.

 

·         Ventanas y vidrieras:

 

Las ventanas de este arte gótico captan la atención con solo mirarlas, ostentando un arco apuntado junto a una imponente decoración con calados de piedra. Otros elementos como curvas enlazadas y pequeños ajimeces también están presentes en ellas.

En el caso de las vidrieras,  podríamos afirmar que son auténticos lienzos de pared con un carácter policromado.

 

·         Fachadas y puertas:

 

A través de estos elementos, la arquitectura gótica demuestra su magnificencia.  Poseen formas abocinadas con una mayor elevación de líneas y basta riqueza escultórica.

 

Los edificios góticos más representativos.

 

Francia:

  • Catedral Notre-Dame de Rouen, Normandía.

 

  • Catedral Notre-Dame de París, Ile de París

 

Alemania:

  • Catedral de Colonia, Renania del Norte-Westfalia.

 

  • Catedral de Friburgo, Baden-Wurtemberg.

 

Italia:

  • Catedral de San Lorenzo, Génova.

 

  • Catedral de Milán, Lombardia.

 

Inglaterra:

  • Catedral de Canterbury.

España:

  • Catedral de Mallorca.

 

  • Catedral de Burgos.

 

  • Catedral de Sevilla.

 

Arquitectura gótica en España.

 

La arquitectura gótica en España data del año 1098, cuando la orden de Cister introdujo a este movimiento artístico a través de sus monasterios. No pasó muchísimo tiempo para que se propagase en todo el país, plasmándose en catedrales de Lérida, Tarragona y  Ávila.

Durante el periodo comprendido desde el siglo XI al XVI, experimentó una actividad abrumadora hasta convertirse en la referencia predilecta a la hora de construir edificios de carácter religioso o civil.

 

¿Te das cuenta? En el mundo gótico hay un sinfín de cosas fascinantes por explorar. Sí te ha gustado este post de arquitectura gótica, compártelo en tus RRSS y bríndale un deleite a esos contactos que adoran a esta subcultura pero no consiguen información tan valiosa como esta.